Domingo

El sol de invierno anunciaba un día productivo. Me desperté a las 6am porque Pedro tenía hambre (y cuando Pedro tiene hambre…), me quedé leyendo en la cama hasta que se levantó mi esposo. Desayunamos a las 8. Hice lavandería, ordené mis cajones (que ya tocaba), me deshice de algunos trapos viejos que sé que nunca más me voy a poner y salí a correr a eso de las 10, 4km a paso ligero para terminar con una pequeña rutina de ejercicios (yeah!). No eran ni las 12:30 y ya había hecho todo eso, me había bañado y había terminado de almorzar (mi horario holandés, el almuerzo a las 12 es casi de ley).

Pero nadie contaba con la astucia de Pedro, quien apenas me vio sentada en el sillón para ver qué había en la tele…

Domingos

… y yo que tampoco quería 🙂 Total, para eso son los domingos!

2015-02-22 14.11.55

Imposible despertar a esa carita ❤

Anuncios

3 pensamientos en “Domingo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s