Embarazo

Bullets de mi vida en la Semana 22

– Hemos pasado la mitad del embarazo, de pronto ya estamos en Mayo y siento que el tic-tac del reloj del comedor (el único de la casa no digital) me está tratando de decir algo pues ha decidido levantar la voz.

– Acá va otro síntoma del embarazo del que nadie te habló antes: el instinto del nido. Y esto no es mito ni cuento de abuela #telojuro. Sucede que a cierto punto, a las mamis-to-be nos entra el instinto (la locura) de alistar el nido para la llegada de nuestro retoño. Te da por limpiar detrás de los muebles donde nunca antes te atreviste a mirar, por pintar las paredes, organizar tu ropa por color, y la despensa por dulce y salado (Ikea, target identificado). Yo, por mi lado, ayer estuve media hora sentada en la esquina del cuarto de visitas tratando de visualizar la mejor manera de combinarlo con los muebles del estudio que tienen que salir para darle espacio al nuevo cuarto de mi bebé.

– A veces quisiera leer al menos UN artículo o post diciendo que esto de ser madre no es tan difícil como te lo cuentan. Y no hablo de los que te dicen que “es satisfactorio”, “una bendición” o “vale la pena”. Quiero alguien que me diga que va a ser fácil. Papayita. A-FAKIN-WALK-IN-THE-PARK-DE-FÁCIL.

– Otras veces quisiera tomarme una botella de vino solita.

– En otras noticias, les cuento que finalmente pasé mi examen de manejo y ya la próxima semana estaré portando nuevo brevete en la billetera. Qué bien caraho, justo a tiempo para mis idas y vueltas a IKEA 😉

going-to-ikea-fuck-yeah

Anuncios

4 thoughts on “Bullets de mi vida en la Semana 22”

  1. Traer un hijo al mundo es la cosa más fácil.

    Desde que Adán y Eva fueron echados del paraíso, episodio en el cual Eva fue condenada a “parir tus hijos con dolor” mientras que Adán fue condenado a “ganar el pan con el sudor de tu frente”, los cosas han cambiado y mucho.

    Para Eva y sus descendientes las cosas se han hecho muy fáciles. Hoy en día traer un hijo al mundo, desde que se inventó el parto sin dolor, es como ir al cine, Después de 9 meses de puro engreimiento, un día entras a la clínica con tu maletita rosada y a la hora sales con un bebé en un brazo y un DVD en el otro.

    Para los descendientes de Adán si que las cosas son difíciles, hasta ahora no se inventa nada que nos puede evitar lo de “ganarás el pan con el sudor de tu frente”.

    Me gusta

  2. Así es! Mi amigo era persona non grata en su propio hogar durante el embarazo de su esposa porque era visto como un portador de gérmenes (ya que, como dice Elmo Nofeo, se pasaba todo el día en la contaminada calle ganando el pan con el sudor de su frente).

    Ah… y IKEA rocks!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s