Embarazo, Matrimonio

Las hormonas también vienen a cenar

Acabamos de terminar la cena, Esposo y yo. De pronto callo, frente a mi plato, ya acabado, de tallarines verdes, o al menos de mi remedo de los tallarines verdes que preparaban en mi casa.

– Qué pasa? – pregunta Esposo al ver mi puchero

– Te gustó la comida?

– Sí

– 😦 … pero es que no saben “a casa”!! – crece el puchero

– Pero esta es mi casa, y saben a MI casa!

– …

No es Esposo un guapo?

Anuncios

2 thoughts on “Las hormonas también vienen a cenar”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s