De Licencia, ser mamá

Yo también quiero ser una Cappuccino Mom

El lunes vino una amiga con su beba de 14 meses a visitarme. Las dos mamás full time (al menos mientras me dure la licencia) con el único plan de disfrutar la mañana, pasear con nuestros coches – digo, con nuestras bebas – y tertuliar con una tacita de café. QUERRICO.

En el centro de mi ciudad hay este café / juguetería que, acá entre nos, esperaba con ansias tener a mi beba solo para poder venir con ella, sentarme con mi café y aprovecharme de las facilidades: juegos para los niños, cambiador de pañales con todo todo lo que necesitas para cambiar un pañal, espacio para estacionar el coche del bebé, y claro – el café y sus postres. Así que para allá fuimos – junto con todas las mamás y papás de Haarlem que no trabajan un Lunes que tuvieron la MISMA idea a la MISMA hora. JOER. Cero espacio para nuestros coches, cero sillas disponibles. Ergo, cero café y cero postre: decepción.

Como llegamos nos fuimos, y mientras buscábamos otro café baby-friendly, mi amiga me contaba de este nuevo concepto de las “mamás cappuccino”. Mamás que, así como las que estaban en el café que dejábamos atrás, se sentaban con otras mamás, entre cafés y cheese cakes mientras Sofi juega con Dominica, quien juega con Clementina con la muñeca que Martina le ha prestado porque ésta juega con el osito de Cayetana…

Finalmente encontramos un café. Con espacio para nuestros coches y algunos juguetes para distraer a la hija de mi amiga que está ricaza pero una balita (mi beba aún solo duerme, come, caca, pichi y repeat), con cafés y cheesecakes pero sin cambiador de pañales y sin otras mamás cappuccino. Qué bonito caracho – me quedé pensando cuando mi amiga se fue de vuelta a su ciudad. Me quedan casi dos meses de licencia. O sea, tengo dos meses para encontrar mamás que vivan más cerca, mamás que saben a qué hora hay que ir a ese café mágico para encontrar una mesa, mamás con las cuales me puedo sentar a tomar todos los cafés (decaf) y con las cuales hablar de la vida y de sus pañales con caca hasta la próxima teta. Qué bonito, caracho.

Mientras tanto, Minimusita y yo seguiremos paseando.

IMG_20151022_125106
Se buscan mamiguitas.
Anuncios

2 thoughts on “Yo también quiero ser una Cappuccino Mom”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s