De vacas – Capítulo 1: Sin hijos, con hijos

El equipaje

vhyjfm

Sin hijos: mi maleta, su maleta y un equipaje de mano cargado con tecnología (la laptop, el ipad, el teléfono – o sea, tengo un blog: crees que soy de las que se desconectan en vacaciones?) y listo.

Con hijos: No voy a exagerar: no cargamos, como dice la leyenda, tres maletas llenas de cosas de bebés. Pero para ser francos, el destino era territorio conocido, sabemos dónde quedan las tiendas y dónde podríamos stockearnos de pañales, pañitos y ropita de ser necesario. Entonces solo cargamos con los necesario para el vuelo y los primeros días. Con lo necesario… Y EL BUGABOO.

bugaboo.png

Tip: Viajamos con KLM quien nos dejó llevar el cochesazo hasta la puerta, lo reciben y lo ponen con el resto de equipaje. Cómprate o alquila el cobertor del coche. Evitarás que te lo maleen y además que se pierda una parte (este no se dobla en uno, sino que se dobla en dos partes distintas). Lo otro es llevar uno de esos coches que se doblan cual paraguas, pero como Mucita aún no se sienta, necesitábamos el suyo.

El Vuelo

kmozg_s-200x150

Sin hijos: Vino, audífonos, pelas, dormir. Repeat.

Con hijos: Sí: entramos con prioridad; también: nos dieron esas camitas para bebé; y claro: nos habló cada extraño a quien Mucita le regalaba una sonrisa. Que fueron todos. Mucita era la reina del show, y quién es ella para desilusionar a sus fans? Quién es ella para quedarse dormida y dejar que mami y papi descansen también? Sí mami, bien rica la cama, pero yo solo quiero jugar con Sr. Conejo. (Y quién soy yo para quejarme porque mi hija se ríe mucho?)

IMG_20160130_140138

Finalmente, luego de 7 horas de vuelo, Mucita agarró sueño por tres horas. Se despertó justo para aterrizar; felizmente, luego de la cena. Felizmente, todo bien con los oídos y felizmente no lloró más que un poquito antes de quedarse dormida. Mis vecinos de vuelo la adoraron, por más que la pesada los parara pateando 🙂

Tip: Me funcionó darle leche en despegue, y el chupón en aterrizaje (poruqe ya había tomado leche). De hecho, Mucita no sabe usar bien su chupón, entonces la tuve sentadita y agarrándole el chupón para que no se le caiga. También usé solución salina en spray para su nariz 20 minutos antes del despegue y aterrizaje. Con suerte no venía con ninguna gripe.

Tip 2: si llora, caballero. no te estreses, porque eso no ayuda a nadie. Menos al bebé.

Tip 3: si en tu vuelo ofrecen esas camitas, apúntate con tiempo. no tienes que pagar ningún extra, y además te toca un asiento con espacio para estirar las piernas. Win-win.

El jet lag / cambio de hora

giphy

Sin hijos: mami tiene sueño, duerme. papi tiene sueño, duerme.

Con hijos: mucita tiene sueño: nadie duerme. mucita no tiene sueño: nadie pero nadie duerme. Súmale el calor. Súmale las caras nuevas. Súmale la humedad. Súmale más caras nuevas.

IMG_20160201_064708

Tip: leí varios y el único que vale la pena pasártelo a ti: ten paciencia. café y mucha paciencia.

Anuncios

2 pensamientos en “De vacas – Capítulo 1: Sin hijos, con hijos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s