Paternidad

Enfermita en casa

Porque ser mamá no es suficiente para nosotras, una siempre quiere ser súper mamá… incluso cuando nuestra cara se esconde detrás de una nariz enrojecida, ojos hinchados y, cada dos segundos, de un pañuelo cargado de mocos.

leslieknopegif

¡Sí se puede! ¡No hay quien te pare, mami!

ES MENTIRA. Detente.

Y eso hice hoy. Hoy no voy a pretender ser ninguna súper mamá SLASH súper ejecutiva SLASH súper esposa. Hoy me tomo el día libre. 

Y así fue como avisé en la oficina que hoy no trabajo, ni en la oficina ni de casa (el tema de poder trabajar de casa, es que la gente cree que “OK, se queda, pero igual puede trabajar, ¿no?” – pero no te confundas), Mucita se fue a la guardería, Papi al trabajo, y yo me quedé en mi casa, sin nadie a quien cuidar más que a mí misma – y qué sentimiento para raro.

 

Pero me tocaba. Hoy me voy a preparar un té – no, uno no, varios tés. Y todos, toditos me los voy a tomar mientras sigan calientes. Hoy no me quedé en mi casa para hacer lavandería u ordenar cajones, tampoco para ordenar la sala ni hacer las compras de la casa. ¡Hoy estoy enferma! Quién sabe… quizá hasta me tome una siesta.

(no lo creo)

(pero quién sabe)

Anuncios

4 thoughts on “Enfermita en casa”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s