Con una rubia en el avión

De volar Amsterdam-Lima-Amsterdam con mi pequeña de 18 meses, además de su respectivo jetlag. 

¿Qué hemos aprendido?

  • Tu  maleta de mano tiene un límite (y no es solo el que te pone la aerolínea, sino lo que puedes cargar tú), o sea que debes ser selectiva con lo que traes: cuentos pequeños y delgados, rompecabezas livianos, unas cuántas hojas para colorear o un libro de stickers. Al final, tú conoces a tu hijo/a, tú sabes qué le gustará más. En mi caso, los top fueron:
    • El rompecabezas con las puertitas – es su favorito en casa, ¿por qué no lo sería en el avión?
    • Un libro de stickers
    • El ipad con su dibujo favorito (Mucita es fan de Pocoyó, y es un dibujo tan simple y dulce que yo feliz de mostrárselo una que otra vez)
    • Y caminar – mirar las miles de caras en el avión, sentarnos en el medio donde había más espacio y asomarnos por la ventana

IMG_20170315_151341

  • No te olvides de la ropa extra (para ti y para baby) – por suerte no la necesitamos, pero nunca se sabe.
  • Y snacks – los saludables y los no tanto. Para nosotros fue yoghurt, plátano y bizcochitos, además de su cena y desayuno (por eso digo, recuerda que la maleta tiene un límite)

Y qué más aprendimos?

  • Las aeromozas son buenas. Te van a ayudar y van a ser pacientes si es que justo estás en el camino cuando pasaban con su carrito.
  • Si tu hijo no paga ticket todavía, piensa bien si vale o no la pena pagar el precio de un asiento. Te cuento: de ida, el vuelo no iba lleno y pudimos acomodar a Mucita en un asiento libre entre mi esposo y yo. PERO DE REGRESO, no tuvimos ese lujo, y si bien Mucita durmió como 8 de las 12 horas de vuelo, nosotros no. Más el dolor de rodilla y el brazo adormecido, ¡y eso que solo pesa 10 kilos!
Esto fue de ida – de regreso no tuve brazos para tomar una foto

 

  • Averigua si el aeropuerto tiene áreas para niños, mientras esperas tu vuelo. El Schiphol de Amsterdam tiene un área de juegos interactivos. Una maravilla, hizo la espera muuuucho más fácil.
  • Agua y snacks – no lo olvides
  • Los vuelos cortos y aviones pequeños son los que suelen dar dolor de oído al aterrizaje. Si tu hijo puede, dale pasas para masticar en el aterrizaje, o un biberón con agua y leche al bajar. asegúrate que su nariz esté despejada, si  anda constipado, usa un spray de nariz 20 minutos antes del aterrizaje #salvavidas
  • Si tu hijo llora, olvídate, CERO ROCHES. CERO.

Y sobre el jetlag?

PACIENCIA Y BUEN HUMOR. Dicen que es un día por cada hora de diferencia… nosotros solo tuvimos 3 malas noches al regreso (y eran 7 horas de diferencia), en la ida, solo tuvimos una mañana exagerada (despiertas desde las 2:30am). Tú dale al ritmo y se acomodará eventualmente. No creo que exista una regla, solo paciencia y buen humor.

Colegios ya?

Se acuerdan cuando escribía sobre mi embarazo? sobre los preparativos previos a ser madre? Luego Mucita nació y les contaba lo que hacíamos las dos solas durante mi licencia postnatal? O cuando bañarme era como que el objetivo inalcanzable del día?

Bueno, pues la próxima semana tenemos una cita PARA VISITAR COLEGIOS.

shocked_joey_friends

(Bueno, un colegio.)

Pero a lo que voy… en qué momento pasó el tiempo?!

Sucede que me estaba pasando muy seguido, decir que mi hija tenía 16 y 17 meses y escuchar de vuelta: “Y ya la inscribiste al colegio?” ¿Perdón? Yo sé que acá mis amiguitos holandeses son bien organizados y mi agenda para mayo ya está completamente bookeada, pero esto es una locura.

Pero como dice el dicho, en Roma… como los Holandeses. Y tenemos una cita la próxima semana. Obvio que primero hice mi tarea, y me provocó contarte un par de cositas que he aprendido sobre la educación acá en Holanda

  • Los niños tienen el derecho (y padres, la obligación de que ocurra) de empezar el colegio a los 5. Pero pueden empezar desde los 4. Lo curioso es que no esperan al “comienzo de año” para empezar sus clases, sino que muchos empiezan el día siguiente de cumplir los cuatro años. (Yo estoy segura que tiene mucho que ver con que finalmente podemos dejar de pagar la millonada que nos cuesta la guardería para mandar a nuestros hijos al colegio público. #kaching)

giphy

  • Acá estamos bien con la prueba de PISA 🙂
  • Son 8 años de primaria, y pasados estos 8 años, tu hijo dará un examen. Según el resultado, recibirá una recomendación de qué tipo de secundaria deberá atender. Y dependiendo de su secundaria, es el perfil de universidades y carreras que podrá elegir. O sea, a los 12-13 años, ya sabrás si eres doctor o artesano. Obvio, esto no es tan blanco y negro, puedes (a) no hacerle caso a la recomendación o (b) volver a dar un examen más adelante a ver si puedes cambiar de línea… pero es, casi-casi, bien blanco y negro.

    It is typically difficult to change vocational streams, however, in 2017 the Dutch government announced they would consider testing again at age 14 to reassess a student’s capabilities before entering the third year. This would give a chance for late bloomers or hard-working students to change to a higher education stream, and create more equality in the Dutch education system.

    No sé tú, pero a mí esto me parece locazo.

Y ahora le toca a Mucita. Bueno, en verdad aún en un par de años. Pero la próxima semana iremos a visitar su colegio. Nos hacemos viejos, Manolo.

 

Enfermita en casa

Porque ser mamá no es suficiente para nosotras, una siempre quiere ser súper mamá… incluso cuando nuestra cara se esconde detrás de una nariz enrojecida, ojos hinchados y, cada dos segundos, de un pañuelo cargado de mocos.

leslieknopegif

¡Sí se puede! ¡No hay quien te pare, mami!

ES MENTIRA. Detente.

Y eso hice hoy. Hoy no voy a pretender ser ninguna súper mamá SLASH súper ejecutiva SLASH súper esposa. Hoy me tomo el día libre. 

Y así fue como avisé en la oficina que hoy no trabajo, ni en la oficina ni de casa (el tema de poder trabajar de casa, es que la gente cree que “OK, se queda, pero igual puede trabajar, ¿no?” – pero no te confundas), Mucita se fue a la guardería, Papi al trabajo, y yo me quedé en mi casa, sin nadie a quien cuidar más que a mí misma – y qué sentimiento para raro.

 

Pero me tocaba. Hoy me voy a preparar un té – no, uno no, varios tés. Y todos, toditos me los voy a tomar mientras sigan calientes. Hoy no me quedé en mi casa para hacer lavandería u ordenar cajones, tampoco para ordenar la sala ni hacer las compras de la casa. ¡Hoy estoy enferma! Quién sabe… quizá hasta me tome una siesta.

(no lo creo)

(pero quién sabe)

“Yo lo haría diferente”

La ignorancia es atrevida… e idealista. Hoy como madre, caigo en cuenta que yo también me encontraba en el grupo de “mm… yo lo haría diferente” en relación a la crianza cuando no tenía ni la más tímida idea de lo que hablaba.

Caso 1: “Mis amigos con hijos siempre quieren reunirse temprano. #YoLoHariaDiferente Cuando tenga hijos, les voy a enseñar a socializar y se van a acosumbrar al ruido para que puedan dormir en reuniones. En resumen: no va a afectar mi vida social”.

¡Levante la mano quien pensó como yo!

noescierto

Quien no tuvo hijos, no sabe lo que es un bebé cansado pero sobre estimulado que no quiere dormir. Y no sabe lo agotador (físico y mental) que es tratar de hacerlo dormir la noche siguiente cuando le paras cambiando su rutina. Y ni hablar de la pena que siento cuando veo a Mucita cansada pero yo aún lejos de casa porque aceptamos salir a comer de todas formas.

Amigos que insitían con cenar a las 6pm: lo siento cuántlosiento

Caso 2: “No vas a dar de lactar, ¡qué pena! #YoLoHariaDiferente Yo voy a dar de lactar mínimo hasta el año. Pero lo que hace mi prima es admirable, espero poder dar de lactar hasta los dos años o más como hizo ella”

por ahí veo algunas manos… 

noescierto

Primero que todo, la lactancia tiene un comienzo difícil: duele, toma tiempo, y muchas veces, el bebé pasa hambre. A todo esto, en mis dos primeros días tuve que complementar con fórmula porque Mucita no paraba de llorar de hambre pues lo que yo tenía parecía no ser suficiente.

Luego de eso, cumplí con mis seis meses de lactancia exclusiva; y hoy, con casi 10 meses, practicamos lactancia complementaria, es decir, dos biberones al día ahora son con fórmula, además de que ya come sólidos. Sin embargo, y acá viene el issue: el extractor de leche me tiene HARTA. Últimamente, lo veo y sufro. NO LO QUIERO. En estas últimas semanas, he estado sacándome leche solo una vez durante el día y mi producción ha disminuido. Se viene el fin, lo siento. Y lo siento 😦

Caso 3: “Tu bebé solo come papas fritas? #YoLoHariaDiferente Mi bebé solo comida sana, solo comida hecha en casa, y comerá de todo”.

A ver, esas manos?!

noescierto

Aún no he llegado a las papas fritas. Pero como van las cosas, no sé qué puede pasar. Pues he llegado al punto de que Mucita prácticamente elige lo que come: cuando no le gusta lo triturado, lo licúo; cuando no le gusta lo que licué (así se escribe?), le doy un envase de supermercado. Si eso no funciona, no comemos. Así de simple.

Como lo dije en un post anterior, en este punto de su vida, creo que Mucita sabe mejor que yo lo que quiere y que necesita. (Bueno sería que esto dure por siempre, no? “no mami, yo no salgo con esos chicos porque son mala influencia para mí y mis estudios” – soñó Mu).

Moraleja: todos somos padres perfectos hasta que tenemos hijos, y eso es lo bonito del asunto: que todos somos un manojo de imperfectos haciendo malabares con el único fin de que nuestros hijos crezcan bien, y sean felices. Salud caracho.

 

Otra Cosa Mariposa: Matri Con Hijos

De por sí, el fin de semana era inusual para Mucita. Y para nosotros, como padres. Era nuestro primer “roadtrip” familiar (la boda era en Alemania, no muy lejos de la frontera o sea que no más de tres horas en el auto – pero igual, “roadtrip”!), por lo que los preparativos fueron también #OtraCosaMariposa.

Empacar para un viaje de fin de semana es #OtraCosaMariposa cuando debes llevar ropa como para una semana entera (y un poco más) para tu bebé – por si las moscas. Además de los pañales. Además del coche, de las mantas, de la comidita, botellas y cucharas. No te olvides del babero y múltiples “trapos”. ¿Y esto por si hace mucho frío? Trae pa’cá. ¿Y sus juguetes? Acá aún hay espacio. Y así y así. Felizmente esta vez no nos olvidamos nuestra maleta, que nuevamente era un carry-on para los dos.

Los criterios para elegir el vestido son también #OtraCosaMariposa. Ya no es más la combinación de elegancia y comodidad, o el que haga verme más regia; ahora es: a ver qué me pongo para pasar piola y poder dar de lactar cuando la pequeña me pida.

La ubicación durante la ceremonia: #OtraCosaMariposa. No se trata de estar del lado del novio o de la novia; o si quieres estar cerca del borde para que te salga la foto; o de estar adelante, como los íntimos. No. Se trata de estar cerca de la puerta, en caso Mucita decida practicar sus vocales. Pasa. Pasó.

Luego vienen las fotos grupales en el jardín. Que demoran. Cómo demoran. Y #OtraCosaMariposa, porque ya no piensas más en qué bonito pero “au-mis-zapatos”. Ahora piensas en si Mucita está suficientemente abrigada, si mejor esperamos adentro. O mejor pienso en otra cosa. Mejor yo también tomo fotos.

13115991_10153363227017693_6981148876408547871_o

Y a la hora del buffet #OtraCosaMariposa. Primero voy yo, después tú. O mejor voy solo yo, hago un plato para los dos y tú cuidas a la beba. ¿Más vino? No gracias… como entenderás… al menos un padre debe ser el responsable (y esta vez, Papi es el gran pata del novio). Además que la leche, ¿no? Quizá otrito después. ¿Sabes qué? Sirve no más.

13115991_10153363227712693_4043288277492686805_o

Luego viene la hora loca, y no me refiero al momento en que salen los súper héroes en zancos y máscaras. #OtraCosaMariposa. La hora loca es aquel momento en donde entra el sueño y Mucita desea pelear como si la fiesta dependiera de que ella esté despierta.

Hasta que finalmente, se duerme.

13072818_10153363227847693_3716658400241703890_o

Se duerme y crees que tienes la noche comprada, te alucinas bailando con Papi (cuándo habrá sido la última vez que bailaste con Papi!?). Pero la fiesta no empieza aún, primero a tirar el bouquet y la novia decide tomar el micro y llamar a sus amigas solteras que no sé dóndecarachos se esconden. Y Mucita se despierta porque cree que la llaman a ella. Y son las 9pm… y #OtraCosaMariposa, porque en la pista de baile la música está muy fuerte y Mami y Papi se quedan adentro tratando de que la pequeña se duerma. Hasta que dan las 10. Ya es muy tarde y Mucita gana. Mami dice adiós y se va al cuarto de hotel, dejando al Papi con sus patas (además que Mami se muere de sueño). Ya otro día (¿año?) bailará con Papi. Y ya otro día ella se quedará con sus patas.

Esto de los matris con hijos… #OtraCosaMariposa

Esas defensas que no se terminan de construir

– Mucita está con tos
– Está bien, es normal. Está construyendo sus defensas.

… dos semanas después…

– La beba está con fiebre
– Es normal que los bebés tengan fiebre 2-3 días. Está construyendo sus defensas.

… tres días después…

– La beba sigue con fiebre
– Es normal que los bebés tengan fiebre 3-5 días. Fíjate que se mantenga hidratada. Por lo demás, está construyendo sus defensas.

… Un mes después…

– Mía está de nuevo con tos
– Es normal, está construyen…

OK. YA ENTENDÍ.

Pero ¿de cuánto tiempo estamos hablando acá? Yo aún me enfermo (o debo decir, yo ahora me enfermo, desde que Mucita empezó a traer esos virus marcianos de la guardería). ¿Es algo así como 32 años construyendo defensas? Digo, para manejar expectativas…!

ef2bf2853467c025331b4ccad7f0de46eccb776ade38016268ce5766ff012243

De vacas – Capítulo 1: Sin hijos, con hijos

El equipaje

vhyjfm

Sin hijos: mi maleta, su maleta y un equipaje de mano cargado con tecnología (la laptop, el ipad, el teléfono – o sea, tengo un blog: crees que soy de las que se desconectan en vacaciones?) y listo.

Con hijos: No voy a exagerar: no cargamos, como dice la leyenda, tres maletas llenas de cosas de bebés. Pero para ser francos, el destino era territorio conocido, sabemos dónde quedan las tiendas y dónde podríamos stockearnos de pañales, pañitos y ropita de ser necesario. Entonces solo cargamos con los necesario para el vuelo y los primeros días. Con lo necesario… Y EL BUGABOO.

bugaboo.png

Tip: Viajamos con KLM quien nos dejó llevar el cochesazo hasta la puerta, lo reciben y lo ponen con el resto de equipaje. Cómprate o alquila el cobertor del coche. Evitarás que te lo maleen y además que se pierda una parte (este no se dobla en uno, sino que se dobla en dos partes distintas). Lo otro es llevar uno de esos coches que se doblan cual paraguas, pero como Mucita aún no se sienta, necesitábamos el suyo.

El Vuelo

kmozg_s-200x150

Sin hijos: Vino, audífonos, pelas, dormir. Repeat.

Con hijos: Sí: entramos con prioridad; también: nos dieron esas camitas para bebé; y claro: nos habló cada extraño a quien Mucita le regalaba una sonrisa. Que fueron todos. Mucita era la reina del show, y quién es ella para desilusionar a sus fans? Quién es ella para quedarse dormida y dejar que mami y papi descansen también? Sí mami, bien rica la cama, pero yo solo quiero jugar con Sr. Conejo. (Y quién soy yo para quejarme porque mi hija se ríe mucho?)

IMG_20160130_140138

Finalmente, luego de 7 horas de vuelo, Mucita agarró sueño por tres horas. Se despertó justo para aterrizar; felizmente, luego de la cena. Felizmente, todo bien con los oídos y felizmente no lloró más que un poquito antes de quedarse dormida. Mis vecinos de vuelo la adoraron, por más que la pesada los parara pateando 🙂

Tip: Me funcionó darle leche en despegue, y el chupón en aterrizaje (poruqe ya había tomado leche). De hecho, Mucita no sabe usar bien su chupón, entonces la tuve sentadita y agarrándole el chupón para que no se le caiga. También usé solución salina en spray para su nariz 20 minutos antes del despegue y aterrizaje. Con suerte no venía con ninguna gripe.

Tip 2: si llora, caballero. no te estreses, porque eso no ayuda a nadie. Menos al bebé.

Tip 3: si en tu vuelo ofrecen esas camitas, apúntate con tiempo. no tienes que pagar ningún extra, y además te toca un asiento con espacio para estirar las piernas. Win-win.

El jet lag / cambio de hora

giphy

Sin hijos: mami tiene sueño, duerme. papi tiene sueño, duerme.

Con hijos: mucita tiene sueño: nadie duerme. mucita no tiene sueño: nadie pero nadie duerme. Súmale el calor. Súmale las caras nuevas. Súmale la humedad. Súmale más caras nuevas.

IMG_20160201_064708

Tip: leí varios y el único que vale la pena pasártelo a ti: ten paciencia. café y mucha paciencia.