Uncategorized

Esta carta es para ti

Mucita, a sus 16 meses – casi 17, es un vacilón. Tengo tanto que decirle, y si hoy no le escribo un poco, me va a estallar el corazón.

Cosita hermosa,

Hoy tienes 16 meses, casi 17, y a mí se me sigue cayendo la baba por ti (pero al menos yo soy caleta, tú a veces te conviertes en pileta andante, sobre todo cuando está por salirte otro de esos dientecitos que forman tu bella sonrisa).

Tu sonrisa! Eres una risueña. Y no solo ríes con la boca, pero también con el cuerpo. A veces, cuando estás muy feliz, haces la de happy feet, y yo me mato de risa viéndote mover el potito.

niqnlyy

Sabes cuando estás haciendo algo bien. En eso, nos miras a mí y a Papa con el pecho hinchado de orgullo. Incluso, a veces te aplaudes, mi pequeña rockstar.

Hablas! Claro que hablas. Claro que la mayoría de veces, no sé qué dices. si es Holandés, inglés o español, una combinación de todos o un idioma inventado por ti. Pero dices  “caca” cuando buscas tu casaca, dices “kitty”, “pez”, “pato” (para pato y zapato) y dices “eten” (=cominda), “ka!” (= klaar = listo), “piggy”, “chi” (=cheese). También dices “chau” y “bye”, siempre con un beso volado. Especialmente cuando te dejo en las mañanas en el nido, donde todos tus amiguis te reciben felices, ¡a veces, inlcuso, con besos y abrazos!  Amas el nido, pequeña. Pero también te emocionas cuando llego al final del día a recogerte. Me recibes con un “Mama!” gigante, y luego empiezas a correr para que yo te alcance. 

Te encantan los libros. “Tata!” con un libro en la mano, y te sientas a mi lado para que te lea el cuento. Luego termino, y le haces lo mismo con Papa, quien te lee el mismo cuento pero en inglés. Luego cambias de libro y se repite de nuevo. Me encanta cómo nos escuchas. Bueno, me encanta todo lo que haces. 

wp-1485942237069.jpg

Mama está en una misión que emprende cada fin de semana: encontrar un lugar con buen café y un espacio para que puedas jugar. Hemos descubierto lindos lugares en nuestra ciudad, la verdad que si antes me gustaba mi pueblo, ahora me encanta más que puedo descubrirlo contigo. Esta es nuestro último descubrimiento, pronto agarrarás más confianza y quizá usarás el tobogán.

wp-1485942200213.jpg

Déjame también felcitarte, pequeña, pues ahora COMES. Y CÓMO COMES! Bueno, tampoco no es para decir qué bruuuuto cómo comes, pero finalmente, luego de 15 meses comiendo comida de bebé, insípida y chancada (y debo decir, CARA!), finalmente comes lo que mamá prepara. Ahí es cuando a mí se me hincha el pecho de orgullo. Nos tomó paciencia y buen humor, y ahora andamos descubriendo nuevos sabores y texturas cada día.

wp-1485942224375.jpg
Pasta, salmón, alverjitas y poro. Un éxito a la primera!

Pero claro, así como comes, ensucias. A ti, a la mesa y el piso. Pero caramba, ni modo, no? También caminas y corres, nos has llenado la casa de juguetes y a Pedro, lo sacas de quisio con tus “caricias”. Yo sé que te mueres por él, pero él no sé que tanto… Disfrutas de nuestros viajes en bicicleta (aunque a veces se te enfríen las manos porque no te gusta usar guantes) y dentro de todo, eres una niña feliz, con salud y con un corazón gigante – tan gigante como tu casaca, que a veces te pesa un poco y te tumba “pum”.

wp-1485942667554.jpg

te adoro, cosita. 

x Mama

PS. Apúrate, verano.

Anuncios