ser mamá

Empieza la música re-filin

Abre escena, Mucita se despierta recontra tierna, la camara panea de sus piecitos a su carita, mostrando su pijama de corazoncitos super CUTE. La ves agarrar a su baby, levantarla mientras se da la vuelta y

BAM

La cabeza de baby en la cara de mami Mu, quien hoy colechaba, como suele pasar cuando Mucita se despierta en la mita de la noche y lo más fácil es traerla a la cama.

La música sigue re-filin

Luego de sobarse y entender de donde vino el golpe. Mami Mu mira a mucita con ternura y le da un abrazo gigante.

LUEGO LE ZAMPA EL CELULAR para que la deja dormir por 10 minutos más.

Mucita se sienta y acomoda,re tierna, a ver pocoyó.

Cámara hace fade, al desayuno. De acá varios cortes a un día normal: las manos llenas de yoghurt dándole palmadas a la mesa, tratar de que abra la boca para lavarle los dientes, la correteada para ponerle la casaca, el llanto por decirle que no puede llevar el coche de su muñeca al nido porque no entra en la bicicleta, y finalmente la llegada al nido. Mucita feliz, voltea, dice adiós con la mano a mami y desaparece en el horizonte al ver a sus amiguitos del grupo rojo.

Corte al celular de Mu, a quien ves poniendo su descubrimiento semanal en spotify para enterarse que la primera canción del shuffle es la gallina pintadita que empieza a sonar mientras desaparece en fade.

Sobre impreso:

Y pes…

… feliz todos los días, mamá.

a4a4ff49db5d18baa9d87b7a476fd073

 

Anuncios
Personal, ser mamá

A mi mami

Ayer antes de dormir pensaba en que hace muchos (pero muchos) años que no le escribía un poema a mi mami. Que por qué cuando estaba en el nido o en primaria esto era de lo más lindo y aceptado, pero ahora… ahora qué roche. Ahora no #niquefueraspoeta

Pero si a mi mami le gustaban mis rosas de papel crepé y mis collares de fideos pintados, estoy segura que le gustarán mis poetas, de cuando tenía cinco, y de cuando tenía 33. 

Mamá,
hoy quisiera sentarme al pie de tu cama
o recostarme en tu hombro
y contarte de mi día.

Mientras, quisiera acariciar tus manos
y compararlas con las mías
para saber si mis manos ya son manos de mamá
si he acariciado lo suficiente,
si he curado tantas heridas,
y limpiado tantas lágrimas,
como lo han hecho tus manos
desde que te hiciste mamá.

Luego quisiera verte a los ojos
mientras me escuchas
y saber si mis ojos ya son ojos de mamá
si tienen la misma ternura,
el mismo cansancio,
si pueden sonreír como sonríen los tuyos
desde que te hiciste mamá.

Quisiera darte un abrazo
y comparar
si mis brazos ya son brazos de mamá
si he cargado suficiente
si he abrazado suficiente
si he dado tanto comsuelo como tú
desde la primera vez que me viste llorar

Y al final, quisiera decirte gracias
con mis manos,
con mis ojos,
y con mis brazos
por ser quien eres
desde que fuiste mamá.

….

giphy

ser mamá

Que quiero yo por el día de la madre

Mañana es mi primer día de la madre y ya sé que quiero.

Quiero esto:

IMG_20160422_095404

Que qué es? Ni idea.

Mentira, sí sé lo que es.

Es un regalo de mi hija para mí. Serán huellitas, serán garabatos; o será un papel arrugado o manchas en un papel. No importa. Es un regalo que me dice que mi hija ese día experimentó algo nuevo en la guardería (lo sé porque ese día regresó con el polo con manchitas de colores). Como es curiosa como ella sola, se la pasó sonriendo todo el proceso, sintiendo las texturas de la pintura, y viendo como los otros niños hacían lo mismo que ella. O no.

A veces la miro y pienso: Mucita está teniendo el mejor día de su vida hasta ahora. Ese día, quizá, fue el mejor día de su vida (hasta ese día).

Además, este regalo me dice que mi hija está sana, que está creciendo bien (quizá algo más chata que la curva europea pero es que algo tenía que sacar mío), pero creciendo bien. A sus 7 – casi 8 – meses, es una bebé feliz y me encanta. Me agota, sí, pero es porque todo quiere ver y todo quiere hacer. Le gusta estar en brazos, sí, pero porque así se mueve más rápido y lo ve todo desde más alto. También le gusta el suelo, se arrastra firme, decidida, como si supiera a dónde está yendo.

Este paquetito morado me recuerda todo esto y, por qué no, me llena de orgullo. Yo no sé qué estoy haciendo, pero parece que lo estoy haciendo bien (OK, también créditos para el esposo 😉 ). Pero por eso, este día de la madre no quiero flores, no necesito masajes, el desayuno en la cama, ni una hora de sueño más. Quiero a mi hija y quiero eso. Sea lo que sea, porque igual, ya sé lo que es.

Familia y Amigos, ser mamá

Hoy es tu día

Hoy Domingo, día de la madre, Pedro y yo nos sentamos a ver televisión. Y con orgullo (o con pena) anuncio que este fin de semana terminé de ver (de re-ver) todo mad men hasta la 7ma temporada, capítulo 6. Y eso? PORQUE PUEDO.

Porque hoy todavía no es mi día. Porque tengo una vida en la panza y dos corazones latiendo dentro, pero aún no sé lo que es cargar a mi hija en mis brazos, cambiarle el pañal, ni alimentarla cuando tiene hambre. No sé qué se siente no saber qué hacer luego de haberlo probado todo para detener su llanto. No le he cantado la historia de los tres chanchitos que soñaban, uno con ser rey, otro con navegar y otro con trabajar; ni le he enseñado a rezar antes de dormir. No sé lo que no es tener tiempo para mí. No sé lo que es tener, no sólo una pero dos hijas, y aún así continuar un máster, terminar un doctorado y ser una súper profesional, una excelente esposa, y al mismo tiempo, la mejor mamá.

Pero tu sí.

Por eso, hoy es tu día.

El próximo año, podremos compartirlo. Seré una mami con un poquito de experiencia. Quizá tenga ojeras, estaré más cansada. Muy probablemente, no tenga tiempo de dedicarme un fin de semana a ver tele (y menos si ya lo he visto antes!), pero sabré ya lo que es ver como mi hija reconoce mi voz, incluso antes de abrir los ojos. La habré visto sonreír, habré escuchado su llanto pero también su risa. Quién sabe, quizá entonces me habrá dicho “mamá” (o quizá solo lo escuché yo – y quizá porque lo quise escuchar). Y entonces recién celebraremos las dos.

Pero hoy: es tu día.

Ya el próximo año quizá reciba un regalo o un desayuno en la cama, porque con suerte, seré tan solo un poco de lo que tú eres.

Pero tenemos tiempo. Este año que sea solo tu día. Sin distracciones, porque con la distancia ya tenemos bastante.

Feliz día, mami.

O21A0097