Reflexiones

(sacado de mi facebook que, como yo soy bien bilingue verás, lo escribí primero en inglés)

Quizá presumo un poco, pero creo que en el 2016 ¡fui una excelente madre!
… Pero no mucho una excelente amiga, pareja, trabajadora, corredora, cocinar, estudiante de holandés o excelente nada en lo que a todo respecta.

Solía decir que el sueño estaba sobre-valorado, ahora lo considero precioso. No por esto duermo mucho luego de las 6 de la mañana, y por eso suelo ir a la cama a las 9pm. Mi agenda está llena de actividades child-friendly, preferentemente en locaciones, también, child-friendly. Esto no me causa problemas, pero en el 2017 procuraré ser un poco “más adulta”. A mis amigos del delivery: lo siento pero empezaremos a vernos  menos y empezaré a frecuentas más a mis verdaderos amigos – no sólo están cavando un hueco en mi cuenta bancaria, pero creo que debo de salir más seguido. A mis zapatillas y al gimnasio en el que llevo inscrita más de un mes sin haber puesto un pie todavía (me inscribí por internet): nos vemos pronto. A mi esposo: prometo terminar una película sin quedarme dormida (prometo tratar). Y a mi hija, prometo seguir siendo una excelente madre, ¡cometiendo quizá excelentes errores! Pero qué sería ser madre sin ellos.

Feliz año nuevo a todos. Les deseo salud y ganas – todo lo que necesitan para cumplir sus metas de este año.

Pensamientos de fin de año

  • La forma en que sentimos Diciembre es muy diferente conforme pasan los años. El otro día pensaba en mi hija, para ella todos los días son increíbles, sea julio o diciembre, invierno o verano, para ella, cada día es mejor que el anterior (o al menos, así trato que sea). Luego uno es niño, cumples 6-7 años y Diciembre es esa montaña Everest con Navidad en la cima a la que hay que llegar. ¿CUÁNTO FALTA?! Nos preguntamos todos los días. Y ahora ¿CUÁNTO? Finalmente llega Navidad, año nuevo, verano, vacaciones. PASU. Diciembre no tiene cuando llegar.

    Pero luego eres adulto. Y Diciembre no pudo llegar más rápido, y todos los deadlines, las cosas que hacer, las compras navideñas, la casa, la cena, la fiesta de la empresa, el cumpleaños de mengano, la invitación de fulano, se te enferma el bebe, el lonche por acá, el lonche por allá, quetengoqueterminarTODOantesdel23! Diciembre de bajada y tú sin frenos.

  • Por qué, por qué, POR QUÉ el terciopelo está de moda de nuevo?
  • No suelo hacer resoluciones pero creo que es momento de marcarme algunas cuantas este año. En el 2016 fui muy madre, muy poco esposa, aún menos Mu. Qué tal si en el 2017 equilibramos la balanza?
  • Y hablando de balanza… (eso es todo lo que voy a decir)
  • Hoy llega mi hermana a quedarse 3 semanas conmigo. No importa cuántos años lleve viviendo afuera, en Navidad aún necesito estar con mi familia, al menos con un pedacito. Me siento agradecida.

Feliz Navidad lectores, por si acaso no me ven hasta el próximo año 🙂

 

Esas 10 cosas que cruzaron por mi cabeza hoy (semana 37)

(y sin ningún orden en particular)

  1. Estoy aburrida

Pero no de mi panza. No de estar embarazada (no chiquitita, tú quédate ahí todo el tiempo que quieras porque mami no está lista). Pero es que llevo ya una semana de licencia y ya no sé qué hacer: ya lavé toda la ropa de la beba, ya hice su cuarto, ya me corté el pelo, ya limpié la casa (desempolvé, aspiré, trapeé, boté ropa, ordené cajones… ) ya… ya está!

2. Cuánto falta para la hora de almuerzo/comida?

Y no porque tenga hambre, pero porque al menos cocinar es algo que hacer.

3. A ver, y cómo se hace una crema volteada?

El antojo del día – postergado. Y es que quiero UN pedazo, no un pírex entero de azúcar en mi refri. Ahora, habiendo dicho esto, seguro que mañana la preparo igual.

4. Y si endulzo mi café con un conchito de whisky?

No mames, Mu…
Y no lo hice.
Y normalmente no hubiese pensado en mexicano, pero entre todo mi tiempo libre ya voy por el décimo capítulo de la serie Club de Cuervos (primera serie Netflix Original en español) que para qué está bien diver. Anyway, no whisky para Mu, pero qué ganas caracho.

5. Amor, si me ves dar a luz en cuclillas, me vas a seguir queriendo después?

Y es que por qué el parto tiene que ser tan poco glamuroso? (por si acaso, y con ustedes de testigos: dijo que sí).

6. Voy a ser madre!

Pensamiento recurrente, 24/7

7. Peroporqué no tengo chocolates escondidos en esta casa?

A quién estoy tratando de engañar si ya me subí 10 kilos en los últimos 8 meses?

8. Y eso de dar de lactar, cómo era?

Estoy comprometida con la causa. Leche materna corazón (y anticuerpos), y si Dios lo permite, espero tener 6 meses de lactancia exclusiva. Pero sabían que no es fácil? Las historias de terror están por todos lados (gracias google). Y te digo, son DE TERROR. Por ello me estoy llenando la cabeza de información y técnicas (que dicen que ayuda) y el botiquín de ungüentos (porque según esa “información”, los voy a necesitar).

9. Qué me compro?

La combinación de aburrimiento y las ofertas en Internet.

10. Debería salir a caminar

Pero qué flojera, no?
Además que siento que cada vez que salgo, gasto. Y yo sé que todo bebé viene con un pan bajo el brazo, pero también hay que guardar para la mantequilla, o no?  🙂

Bonus track: una fotito resumen de la última semana.

0